© 2017 by Noshture.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon

FALSOS MITOS DE LA ALIMENTACIÓN. NO PORQUÉ SIEMPRE LO HAYAMOS OÍDO, TIENE QUE SER VERDAD.

February 8, 2017

 

 

 Seguro que estás acostumbrado a escuchar millones de afirmaciones que te han creado dudas, pero ¿Qué hay de cierto en ellas? En muchas ocasiones nada. Hoy quiero resolverte algunas dudas, rompiendo falsos mitos de la alimentación.

 

  • El desayuno ¿La comida más importante del día?

     

    Podríamos decir que sólo con desayunar no seria necesaria ninguna de las otras comidas total ¿Qué más da?.

Ni es la más importante, ni existe un desayuno perfecto ni vamos a adelgazar más o menos por desayunar, simplemente el marketing de la industria alimentaria nos ha promovido lo que les venia bien para sus intereses económicos.

 

No hay evidencia científica que corrobore esta súper afirmación que tenemos grabada con permanente, lo importante es darle a tu cuerpo lo que necesite durante el día, no importa el momento sino la calidad de la alimentación. Hay que comer comida real y no porquería industrial: una tostada de pan integral con queso fresco y tomatitos y no unas cereales azucarados con cacao y zumo de frutas de bote.

 

 

  • El azúcar moreno es mucho más sano que el blanco.

“El azúcar moreno es mucho más sano porque esta menos procesado, engorda menos porque lo tratan menos,…” y una serie de tonterías que podríamos estar escuchando hasta mañana. Siento decirte, que el azúcar blanco y el moreno nos aportan los mismos nutrientes. ¿Qué quiere decir esto? Que el azúcar blanco tiene absolutamente la misma cantidad de calorías que el moreno y la misma cantidad de azúcar (sacarosa) en definitiva. La única diferencia es la presencia de melaza en el moreno, ya que no ha sido refinado para extraérsela y le da ese color característico.

 

 

 

 

 

Como podréis comprobar muchos de los alimentos que se consumen en el desayuno no son saludables, entre otros, por el contenido de azúcar que llevan y, por ello, es mejor no desayunar o decidir evitar este tipo de productos y comer alimentos reales (frutas, frutos secos, cereales integrales,…).

 

No os dejéis engañar por la industria alimentaria y si surgen dudas mejor consultarlas con un Nutricionista.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload