© 2017 by Noshture.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon

¿La cerveza puede ser un recuperador post entreno?

May 8, 2017

Con la llegada del buen tiempo y el calor el consumo de cerveza se dispara. Parece ser que siempre hay una excusa: como bebida refrescante, para hidratarse, después del trabajo, para reunirse con los amigos,…. Incluso como bebida recuperadora post entrenamiento.

 

Pero, ¿puede ser la cerveza u otra bebida alcohólica una buena opción para recuperarnos después de la práctica de ejercicio físico? 
 

 

La nutrición tiene un papel clave en la recuperación, la hidratación y la alimentación son condicionantes del rendimiento deportivo.  Las primeras horas post ejercicio son muy importantes para rehidratarse, rellenar los depósitos de glucógeno, la síntesis de proteínas y conseguir las adaptaciones al entrenamiento. Es imprescindible para evitar lesiones y estar en forma para los entrenamientos siguientes. No sirve solamente darle importancia a la ingesta previa y los avituallamientos durante.

 

El consumo de bebidas alcohólicas, como cerveza, después del ejercicio físico es una práctica muy común tanto en entrenamientos como en competiciones, en deportes de equipo y también en deportes de resistencia como carreras a pie, en bicicleta,… incluso últimamente, es habitual encontrar cerveza en avituallamientos de línea de meta en competiciones deportivas populares y no tan populares. 

Veamos el impacto del consumo de bebidas alcohólicas en el momento posterior al ejercicio físico:

  • Favorece la deshidratación, es diurético. Siendo la rehidratación de los puntos más importantes de la recuperación, tomar bebidas que deshidratan no es una práctica adecuada.

  • Reduce la síntesis de glucógeno muscular, o lo que es lo mismo, no ayuda a recuperar la energía perdida en el esfuerzo físico. Mientras el deportista toma una cerveza olvida incluir los carbohidratos suficientes para la recuperación.

  • Reduce la síntesis de proteína. Impide parte de la recuperación del tejido muscular o la adaptación al entrenamiento. Con lo que tendrá efectos negativos en el rendimiento de días posteriores.

  • Influye en la calidad del sueño. Un consumo excesivo de alcohol reduce la capacidad cognitiva del día después y altera el sueño. Sin un buen descanso el rendimiento se verá afectado.

  • Reduce la fuerza máxima en entrenamientos posteriores. No solamente afecta a deportistas de resistencia.

 

De hecho si se eligiese cerveza sin alcohol, tampoco sería correcto porque no tiene suficiente sodio ni energía para recuperar el organismo de un esfuerzo físico. Algunas marcas comerciales tratan de manipular el contenido en alcohol y sodio de la cerveza para acercarla a ser una bebida recuperadora.

 

Habrá que estar atentos a las novedades pero, por ahora, si te preocupa tu rendimiento deportivo, la respuesta es: la cerveza no debería ser tu recuperador. En todo caso, después de haberte recuperado correctamente, una cerveza entre amigos/compañeros puede darse en un ambiente distendido y de relajación o celebración, pero siempre, con moderación y habiendo cumplido primero con la recuperación nutricional.

 

Si te interesa saber qué debe contener realmente tu recuperador y formas fáciles de prepararlo sin recurrir siempre a bebidas comerciales, puedes pedirnos en comentarios un post sobre ello.

 

 

Referencias:

 

Burke LM1, Collier GR, Broad EM, Davis PG, Martin DT, Sanigorski AJ, Hargreaves M. Effect of alcohol intake on muscle glycogen storage after prolonged exercise. J Appl Physiol 95(3):983-90, 2003.

 

Barnes MJ, Mündel T, Stannard SR (2010) Post-exercise alcohol ingestion exacerbates eccentric-exercise induced losses in performance. Eur J Appl Physiol 108: 1009–1014. doi: 10.1007/s00421-009-1311-3

 

Parr EB, Camera DM, Areta JL, Burke LM, Phillips SM, Hawley JA, Coffey VG. Alcohol ingestion impairs maximal post-exercise rates of myofibrillar protein synthesis following a single bout of concurrent training. PLoS One. 12;9(2):e88384, 2014.

 

Lang CH, Frost RA, Deshpande N, Kumar V, Vary TC, et al. (2003) Alcohol impairs leucine-mediated phosphorylation of 4E-BP1, S6K1, eIF4G, and mTOR in skeletal muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab 285: E1205–E1215.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload